Alimentación consciente
¿Qué tan consciente eres de lo que comes?
28 julio, 2022 por
Alimentación consciente
Nutrióloga Ana Alonso

¿Cuántas veces nos pasa que terminamos de comer y no nos percatamos del momento en fue nos terminamos todo lo que había en nuestro plato? ¿o terminamos con pesadez porque comimos de más pero no nos detuvimos hasta sentir que ya estábamos llenos? Bueno, esto se asocia a no prestar atención en lo que engloba el momento de comer, sumado a que en el día a día entre el trabajo, la escuela, ir y venir de un lado a otro, el hogar, ejercicio, etc, hacen que nos enfoquemos más en todo ello y empezamos a dejar de lado algo que es primordial para que todo lo anterior vaya marchando de la mejor manera y esto es: alimentarnos.

Pero no sólo se trata de comer por comer, sino en verdad aprovechar cada alimento que entra a nuestro cuerpo, saber que nos está nutriendo y no sólo “calmando el hambre”. 

Por lo tanto, es momento de ponernos a pensar en qué lugar de importancia dejamos a esos momentos donde proveemos de nutrientes a la maquinaria importante que es nuestro cuerpo y volvernos a centrar en la relevancia que tiene comer de una manera enfocada a qué comemos, cuánto comemos, de qué manera lo comemos, qué ingredientes lleva, el disfrutar lo que está en el plato e involucrar todos los sentidos prestando plena atención sólo a esa actividad sin distracciones. A ello se le conoce como “alimentación consciente”. Aún más si sientes que comes demasiado rápido y no logras controlarte queriendo comer más y más como si nunca te “llenaras”.

Para lograr una alimentación consciente será importante poner en acción ciertas pautas que llevan a centrarnos en el momento de comer, entre dichas pautas empecemos por:

► Hacer profundas respiraciones que te relajen antes de iniciar, más si te encuentras demasiado tenso.

► Sentarse para comer de manera tranquila, sin distracciones, sin celular, televisión, computadora o haciendo otros pendientes como seguir trabajando atendiendo otras cuestiones, esto ayudará a visualizar de manera más centrada el plato, relacionando a la vista, admirando los colores que se encuentran e incluso olfatear dicho plato.

Masticar despacio y varias veces, lo recomendado sería masticar entre 30-50 veces, ideal 40 veces, sin embargo; se puede empezar con masticar al menos 15 veces cada bocado e ir incrementando poco a poco hasta lograrlo, esto ayudará a disfrutar cada bocado percibiendo las texturas, temperatura, sonidos.

► Tomarse el tiempo para comer, mínimo 20 minutos, quizá esto suena complicado cuando se tienen 10 minutos para comer, pero si aprovechas esos 10 minutos sólo en comer y no distraerte en nada más será bastante efectivo.

    Se recomienda dedicar 20 minutos al menos, debido a que mientras ocurre la ingesta de alimentos se van activando señales que ayudan a percibir la saciedad, a través de la liberación de sustancias en el intestino delgado, entre las cuales se encuentran la Colecistocinina o Colecistoquinona (CCK) y el péptido YY (PYY), teniendo como objetivo inducir señales de saciedad al cerebro, en especifico al Hipotálamo para detener la ingesta de alimentos, esto aparece después de los 20 minutos de haber empezado a comer.

► Entre bocados ir dejando los cubiertos en la mesa y aprovechar para convivir con quién sea que se coma, aprovechando para platicar.

Puedes empezar poco a poco integrando cada una de éstas pautas, hasta que se consiga llevar todas a cabo. De esta manera serás más consciente de tal hábito y no seguirás realizando las comidas en “automático”. En VIME más allá de una dieta se van fortaleciendo estos hábitos que te permitan mejorar la relación con tu manera de comer.


Especialista

Ana Alonso

Nutrióloga

Especialista en Nutrición con la convicción de que la alimentación correcta es la mejor arma para decidir el rumbo de la salud. Convencida de que cualquier momento es idóneo para actuar y crear hábitos. Tiene como lema “mejor prevenir que curar”.

Alimentación consciente
Nutrióloga Ana Alonso
28 julio, 2022
Compartir
Archivar