En busca de un estilo de vida saludable

20 de abril de 2017

La alimentación, la actividad física y el equilibrio emocional; se complementan para mantener la salud y poder rendir adecuadamente en nuestra rutina diaria. Sin embargo, continuamente nos tropezamos con obstáculos (¿O pretextos?) para no poder satisfacer alguno de estos rubros: “Tengo tanto trabajo que se me olvida comer”, “No me da tiempo de ir al gimnasio”, “No tengo tiempo para mí”… Pareciera que vivimos en un mundo donde nuestras actividades cotidianas están mecanizadas, nuestras labores requieren de un mínimo esfuerzo y movimiento, inclusive nuestro tiempo de ocioso es mayormente en reposo.

Lo anterior, deja ver como el ambiente o entorno donde nos desenvolvemos influye de manera crucial en nuestro de vida.

La ubicación de nuestras casas, el clima, las costumbres, rutinas, tradiciones y las normales sociales son factores que pueden facilitan o entorpecen la actividad física, la alimentación o incluso alterar nuestro estado emocional. Otro aspecto que modifica nuestro estilo de vida es el paso de los años: la edad, pues con ella vamos adquiriendo o restando intereses personales. Por ejemplo. Las actividades que desarrollamos por deber, estudiar o el trabajo, estas fuerzan que hagamos modificaciones a nuestro estilo de vida.

Uno de los aspectos más complicados de sostener es la actividad física. ¿Por qué es tan importante estar activo? ¿Cuáles son sus ventajas?

La Actividad Física

  • Ayuda a reducir y/o mantener el peso.
  • Tonifica los músculos.
  • Mejora la autoestima.
  • Favorece una imagen corporal positiva

La actividad física no tiene porque ser una tortura. Se puede añadir a tu vida cotidiana de manera paulatina, sin importar en donde te encuentres (casa, trabajo, colegio)  que época del año o la edad.  Por ejemplo: camina lo más que puedas, inicia una caminata de 10 minutos y ve aumentando poco a poco el tiempo. 
¿Qué otra alternativa se te ocurre?

  • Algunos factores que aumentan la motivación para realizar actividad física dia a día son:
  • Que sea una actividad que se disfrute y sea divertida.
  • Que sea una actividad con variedad y movimiento, no repetitiva.
  • La posibilidad de realizar la actividad acompañada por alguien entusiasta.
  • Sentirte cómodo, competente en la actividad que has escogido.

La buena salud no se mide con una cinta métrica, sino por el bienestar físico, mental y social.

Hacer conciencia de tu actual estilo de vida, es una magnífica oportunidad para responsabilizarte por tu salud, pues te permitirá adoptar hábitos que te permitirán disfrutar de una vida plena y feliz.

Y tú, ¿Qué modificarías de tu estilo de vida?

Imagen de Odoo y bloque de texto

Escrito por: Griselda Camacho Rodriguez

Psicóloga con experiencia clínica. Admiradora de la naturaleza humana y todas sus creaciones. Asidua impulsora de la toma de conciencia. Con la terapia de apoyo que brinda en Vime ha logrado desgranar a profundidad la relación entre las emociones y los hábitos alimenticios.