¿Tienes red flags con el ejercicio?
6 mayo, 2022 por
¿Tienes red flags con el ejercicio?
Fisioterapeuta Eden Becerra

Es muy común pensar que tenemos una muy buena relación con el ejercicio, que podemos decir que somos unos atletas, e incluso, en los mismos gimnasios nos hacen pensar que entre más ejercicios y tiempo en ello es mejor. Pero ¿qué tan cierto es eso? 

En la parte del ejercicio como en cualquier otro, todo en exceso puede ser malo. En este blog no intento convencerte o cambiar de opinión si es que tú estás haciendo algo de esto. Sin embargo, si me gustaría advertirte que estas siguientes señales podrían indicar que estas en una relación toxica con el ejercicio

Empezaré mencionándote los puntos que a mí me llaman la atención: 

HACERLO POR OBLIGACION: Es un hecho que no siempre vamos a estar de buen humor para hacer ejercicio, pero si es importante saber que no lo estés haciendo porque un tercero te obligue. Lo importante de hacer ejercicio es hacerlo por convicción y sobre todo con alegría de ir a pasar un buen tiempo. 

TODO O NADA: No sé ustedes, pero en consulta y en el gimnasio he encontrado a personas que mencionan: "¿Si no hago dos horas para que voy?", "¿si no llego a 10,000 pasos no hice nada?", “Si no hago la dieta tampoco el ejercicio”. Es normal escuchar esto, pero déjame decirte que la suma de todo cuenta, desde los diez minutos que puedas hacer de bicicleta hasta el clásico ejemplo de “mejor tomo las escaleras en vez del elevador”. Así que no te presiones y ve sumando las cosas que te harán mejor cada día. 

JUSTIFICAR COMIDAS CON EJERCICIO: Este es el más común de todos y que nos avisa cuando necesitamos orientación de un especialista para que podamos comprender como funciona nuestro cuerpo. Jamás el ejercicio justificará la cantidad de comida que podemos ingerir, te pongo un ejemplo: ¿cuántas veces no hemos encontrado en internet o redes sociales el típico: “un brownie tiene 500 kcal y para quemar esto, debes de hacer dos horas de remadora”? Te están engañando porque así no funciona. Lo mejor es hacer tu ejercicio habitual y si contemplas consumir un alimento más calórico, acércate a un nutriólogo para que sepas en que momentos comerte algo así. La comida nunca es mala. 

RELOJ-DEPENDIENTE: Este punto en los últimos años se ha puesto de moda con todo el despunte de tecnología que las empresas ahora nos ofrecen, ya que ahora los relojes son capaces de saber cuántas kcal gastas en tu día, qué tipo de ejercicio estás haciendo o hasta cuánto has caminando. No tengo nada en contra de estos relojes, sin embargo, puede ser que sean de lo más inexacto al momento de llevar este conteo de kcal y sobre todo que jamás se adaptará al cien al ejercicio que estés haciendo. Así que no te estreses si un día no lleves tu reloj al entrenamiento, de seguro le podrás pedir la hora a alguien de tu gimnasio.

Ahora que ya conoces mi punto de vista, estas son algunas de las red flags que en lo particular a mí me llaman la atención, ahora yo te pregunto a ti, querido lector, ¿te has sentido identificado con alguna?, ¿crees que es algo normal dentro del ejercicio?, ¿cambiarias algo de tu entrenamiento con esta información?, te lo dejo a tu consideración. Nos leemos la próxima. 


Especialista    

Edén Becerra

Fisioterapeuta

Fisioterapeuta que demuestra que el ejercicio y la salud no están peleados con el tiempo ni con la disponibilidad de equipo. Hace que cada rutina sea emocionante y divertida, además de hacer sentir cómodo al paciente para que regrese con una buena actitud y con ganas de superarse

¿Tienes red flags con el ejercicio?
Fisioterapeuta Eden Becerra
6 mayo, 2022
Compartir
Archivar