La pérdida de peso total no garantiza una pérdida efectiva en grasa, ya que el cuerpo está distribuido en diferentes componentes, agua, masa grasa, masa muscular y masa ósea (huesos), a esto se le llama composición corporal.

Cada uno de estos componentes tienen un papel fundamental en el proceso de pérdida de peso por lo que se debe buscar el monitoreo de cada uno de estos.

 ¿Qué papel juega cada uno de los componentes de la composición corporal?

 El agua corporal: representa entre el 40-60 por ciento del peso total, es importante pues es la responsable de llevar los nutrientes a las células, ayuda a la digestión formando secreciones estomacales, elimina los residuos, mantiene los riñones en buen estado elimina residuos y aporta una hidratación constante a la piel, ojos, boca y nariz, lubrica las articulaciones, regula la temperatura corporal y del metabolismo.

El agua es más importante para sobrevivir que la comida, si se considera que se puede resistir sin alimentos sólidos durante semanas, no ocurre lo mismo con la ausencia de agua. El cuerpo la almacena en grandes cantidades y necesita reponerla constantemente. Es una molécula muy fácil de reponer y de perder, es el primer componente en bajar al inicio de la pérdida de peso por lo que se debe tener en cuenta el monitoreo contante para las semanas subsecuentes.

 El murculo o masa magra: es el componente más importante del cuerpo, pues es el responsable de mantenerlo activo, es necesaria para mantener una buena movilidad, resistencia y fuerza para nuestros movimientos. Esto asegura que seamos activos, funcionales e independientes.

El músculo necesita nutrientes para realizar sus funciones vitales, por tanto ayudan a regular los niveles de algunas sustancias como glucosa, colesterol y triglicéridos. 

Tiene una relación directa con el agua ya que el musculo está compuesto en un 75-80 por ciento de su peso total, si el agua baja, el musculo y el peso baja, y si sube, también subirá el musculo y peso, por lo tanto, no es un dato completamente real.

 La grasa corporal, es una sustancia orgánica compuesta de ácidos grasos que forma parte de diversos tejidos del cuerpo humano. Existen diferentes tipos de grasa, hay grasa corporal que es indispensable para el organismo y otra que resulta innecesaria.

La grasa corporal necesaria o esencial, es aquella que ayuda a amortiguar órganos, a la producción de hormonas, protección de articulaciones, proporciona reservas energéticas y mantiene la regulación de la temperatura del cuerpo.

La grasa corporal excedente resulta perjudicial para la salud, cuando hay un excedente en el consumo de kcal, el cuerpo la almacena como grasa la cual puede causar sobrepeso u obesidad. Esta es la que debe disminuir en el proceso de peso (Para más información consultar el blog de Ejercicio Sudor y grasa).

El exceso de grasa corporal pone en riesgo la salud, pues predispone a enfermedades metabólicas como diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares y cáncer.

El hueso o masa osea, sirve para darle soporte al cuerpo y para proteger órganos internos, es importante monitorearla pues aquí están los minerales que de no estar es parámetros normales puede causar enfermedades óseas futuras.

¿Cómo puedo saber cómo está compuesta mi composición corporal?

La manera efectiva es a través de medición apoyada de bio impedancia.

Bio impedancia: este método se basa en medir la resistencia que un cuerpo opone al paso de una corriente eléctrica, como resultado nos da peso seccionado en kilos de grasa, musculo, agua y huesos. Lo que nos determinará un monitoreo más específico durante el proceso de pérdida de peso.

Es importante acudir con un especialista para hacer el análisis correcto de composición corporal, este es el primer paso para iniciar un nuevo estilo de vida.

También te podría interesar nuestro post:  Panqué de naranja bajo en calorías


Imagen de Odoo y bloque de texto

Escrito por: María Fernanda Ambriz Ugalde

Nutrióloga clínica, día a día inculca a sus pacientes la importancia de una dieta correcta, educa y orienta, cree firmemente que la alimentación es una manera preventiva de enfermedades crónico degenerativas, busca estrategias en el manejo de plan de alimentación para la adaptación de cada paciente y el apego para lograr que los resultados sean más efectivos. En VIME ha logrado apoyar y reeducar sobre la importancia de una dieta correcta y ha logrado llevar un tratamiento multidisciplinario para un mejor desarrollo en la pérdida de peso del paciente. Está segura de que no es imposible la pérdida de peso para ningún paciente lo importante es la determinación y empeño que cada uno de los especialistas y el paciente invierten en el tratamiento.