Nutrición y alimentación, ¿son lo mismo?
30 diciembre, 2021 por
Nutrición y alimentación, ¿son lo mismo?
Nutrióloga Sara Robles

Al preguntar a ciertas personas si conocían la diferencia entre nutrición y alimentación, muchos mencionaron que para ellos, eran casi lo mismo, o que no lo conocían,  y aunque son conceptos que se relacionan entre sí, existen ciertas diferencias importantes y dignas de conocerse.

Comencemos por definir ambos conceptos. La OMS menciona que la nutrición “es la ingesta de alimentos en relación con las necesidades dietéticas del organismo”. En otras palabras, se trata de la correlación entre lo que consumimos y lo que nuestro cuerpo necesita. Es el proceso biológico por el cual obtenemos de los alimentos los nutrientes que requiere nuestro organismo para poder funcionar, pero ¿qué pasa si los alimentos que consumimos diariamente no están supliendo la necesidad de nutrientes que demanda nuestro cuerpo? Lo más probable es que exista un desequilibrio que producirá una mal nutrición, y ojo aquí, no solo es por deficiencia, también puede ser, por exceso de algunos nutrimentos con respecto a otros.  

Por otro lado, la alimentación literalmente es la acción de comer, esto sin tomar en cuenta la necesidad de nutrientes que requiere el cuerpo. Así que puede ser, que nos alimentemos correctamente en cantidad, supliendo nuestra necesidad fisiológica, o quizás sobrepasando ese nivel de satisfacción, pero en realidad la calidad de nutrientes que se están obteniendo de esos alimentos, no son los adecuados e inclusive puede existir deficiencias importantes.

Por lo cual el alimentarnos no debe ser algo mecánico que se realice solo por sentirse satisfechos, o porque se tiene hambre, sino que debe ser un proceso consciente sobre lo que se introduce, para suplir esa necesidad de nutrientes que nuestro cuerpo requiere. 

Así que, alimentación y nutrición no son conceptos iguales, pero son dependientes uno del otro, el que nuestra nutrición sea buena o mala, dependerá totalmente de los alimentos que consumamos día con día. Por eso es importante tener siempre presente cómo es nuestra alimentación diaria y cuáles son los alimentos que ingerimos con más frecuencia.

Algunas preguntas para reflexionar al respecto serían:

  ¿Los alimentos que consumo me ayudan a cubrir mi apetito?
¿Me están aportando nutrientes buenos a mi cuerpo o me están causando diversos malestares? 
  ¿Tengo variedad en mi alimentación o consumo siempre los mismos alimentos? 
¿En mi criterio honesto los alimentos que consumo son de buena calidad?  

El responder sinceramente estos cuestionamientos y teniendo una introspección en ello, podrá ayudarnos a evaluar la alimentación y si ésta favorece nuestra nutrición o por el contrario la perjudica. Esto es importante porque si se tienen deficiencias nutrimentales, (que en realidad es algo común hoy en día), se pueden presentar algunas señales en tu cuerpo que probablemente no lo asocies a esta problemática, algunos de esos síntomas son: caída de cabello, piel reseca, estreñimiento, calambres, dolores de cabeza, uñas débiles entre otros, puede ser un indicador de ello.

Las siguientes recomendaciones podrán servir para comenzar a tener una mejor nutrición y evitar este tipo de deficiencias, de acuerdo a los alimentos que selecciones:

Trata de incorporar diariamente diferentes grupos de alimentos a tu dieta, (no consumas siempre solo de un grupo de alimentos) esto dará variedad al aportar diferentes nutrientes.
Busca colores distintos para los alimentos que consumes, ya que cada color tiene diferentes beneficios.
Limita el consumo de alimentos altamente procesados, pues los nutrientes que aportan no son de buena calidad.
Aprovecha los alimentos de temporada, para bridar a tus platillos más texturas y variedad.
Innova al momento de preparar los alimentos, no te quedes siempre con los mismos platillos que conoces.
Apóyate de suplementos alimenticios (vitaminas y minerales), si comienzas a notar los síntomas antes mencionados. (Siempre de la mano de un especialista)

Recuerda: “Nutrirse es la actividad involuntaria que realiza el organismo, a través del alimento que voluntariamente ingerimos.” Así que busquemos que nuestros alimentos no solamente cubran la necesidad en cuanto a cantidad, sino también en calidad, para poder llegar a tener una nutrición saludable.

especialista    

Sara Robles

Nutrióloga

Apasionada por apoyar a sus pacientes. Busca brindar herramientas útiles sobre nutrición, siendo empática, para que generar un cambio positivo en su estilo de vida. Cree firmemente que una buena alimentación desde temprana edad, es fundamental en la prevención de enfermedades en la edad adulta.

Nutrición y alimentación, ¿son lo mismo?
Nutrióloga Sara Robles
30 diciembre, 2021
Compartir
Archivar