Lo que retoma el espejo
31 mayo, 2022 por
Lo que retoma el espejo
Psicólogo Luis Montante

A veces algo tan común como un espejo puede encerrar una inmensidad de significados o enigmas, el uso cotidiano que le damos nos aparta de interrogarnos sobre su uso y los significados que le damos. Una pregunta nos surge ante este objeto: ¿qué (o a quién) estoy mirando en el espejo? Puede que nuestra respuesta sea “es mi reflejo lo que miro”, o “quien miro es a mi”, a través de estas respuesta se abre una nueva interrogante; ¿realmente mi reflejo es lo que me está devolviendo el espejo? Hay veces en donde las preguntas más simples encierran respuestas complejas.

Y entonces, ¿qué es lo que estamos mirando frente a un espejo?, ¿cómo esto puede ser relevante para nuestras sesiones en terapia?

Tratemos de dar respuesta a nuestras interrogantes, comencemos puntualizando que dentro del trabajo terapéutico se plantea al reflejo que nos es devuelto como algo más que una simple imagen de nuestro cuerpo, de nuestros rasgos físicos. Eso que se nos devolvió ha sido atravesado, ha sufrido una distorsión. Nos sorprendemos de solo pensarlo, pero ¿cómo es posible que mi reflejo esté distorsionado?, ¿quién/qué lo ha distorsionado?

Nuestro entorno puede ser un punto de partida ante estas dudas, es decir, la manera en la que nos hemos desarrollado y relacionado con el mundo, son reflejos de nuestra historia, de nuestro pasado. Nuestros gustos, la forma en que nos expresamos, nuestras habilidades para relacionarnos, incluso el modo en que pensamos son efecto de nuestro entorno, de nuestra época. Del mismo modo, la percepción de nuestro reflejo es influenciada por la crianza que nos fue brindada, la manera en la que fuimos queridos y educados por nuestros progenitores, ello es producto de nuestro ser en la actualidad. Digámoslo de otra manera, la autoestima está constituida en gran medida por la singularidad de nuestra historia y el espejo es, a su vez, su resultado. Eso que es devuelto, nos transporta a los momentos claves de nuestra constitución. 

Ahora bien, el recorrido por el espejo nos ha encaminado a pensar la autoestima en relación con el entorno y la formación que se ha recibido, pero ¿cómo es que esto puede ser relevante para nuestras sesiones en terapia? Pensemos que el espacio terapéutico es un lugar en donde se nos da la apertura para apalabrar nuestro sentir, un espacio en el que podemos caminar, repensar y formar la historia de nuestra constitución como personas. En él, nos aventuramos a reflexionar sobre la manera en la que el mundo se ha relacionado con nosotros y al mismo tiempo, como nosotros nos hemos relacionado con él. El espejo-reflejo es una forma de expresión ante esta relación, este vínculo con nuestro entorno. El espacio terapéutico se nos presenta como una manera distinta de posicionarnos frente al espejo, una forma de vernos desde otro ángulo.

Especialista

Luis Montante

Psicólogo

Psicólogo y psicoterapeuta. Enfocado promover y brindar atención a salud mental desde un enfoque psicoanalítico, respetando la individualidad y las necesidades particulares de cada persona. Piensa que un factor importante dentro de la psicoterapia es proporcionar una escucha plena ante el malestar que se presenta día a día en la vida de cada persona

Lo que retoma el espejo
Psicólogo Luis Montante
31 mayo, 2022
Compartir
Archivar